lunes, 24 de diciembre de 2012

Lo que más me gusta del árbol...es desmontarlo!

Y coger las bolas, lanzarlas al suelo para ver como botan...
Cómo me divierto cuando mami me explica que es mejor coger los adornos con cuidado para que no se rompan...y yo los lanzo con fuerza contra el suelo...Jejeje!!! ¡¡¡Me encanta la navidad!!!

También me gustan los villancicos, tocar la pandereta, los adornos de las fachadas de las casas y los chocolates del calendario de adviento.

No me gusta Papá Noel porque me da miedo, ni sus ayudantes tampoco. Los Reyes Magos sí que me gustan aunque mi mami cree que es porque no he visto todavía a ninguno.

Estas son las primeras navidades en las que estoy disfrutando y comprendiendo muchas tradiciones. ¡Todo me hace ilusión!

¡¡Felices fiestas a todos!! Y que el año que viene nos traiga a todos las cosas que son importantes de verdad: mucho amor, mucha salud y mucho ánimo para afrontar todo lo demás con sentido del humor ;)

sábado, 22 de diciembre de 2012

Cruz de navajas

Esta semana fue la fiesta de la guardería de Blanca. A ella le tocó ir disfrazada de frutera y se lo pasó genial. Mientras esperábamos para entrar a ver el Belén entablé conversaciones con algunas madres porque una de ellas llevaba un bebé de dos meses y Estivill estuvo presente de nuevo desgraciadamente.

Una en la frente
La madre del recién nacido decía que se portaba muy bien, que era un santo y que dormía muchísimas horas por la noche (Ops! No sabía que los bebés que se despertaban lo hacían por maldad)

Otra en el pecho
Otra madre contó que tardó cuatro años en tener su segundo hijo por lo que lloraba el primero. Cuando conté que Blanca se despertaba también, ambas me recomendaron el maravilloso e infalible método de este hombre de cuyo nombre no quiero acordarme.

Y otra miente en el noticiero
Dos bebés lloran con falsedad, fingen su llanto para ser atendidos...mientras sus padres les enseñan a dormirse ya.
En vez de dos bebés llenos de plena ansiedad lloran y sufren sin ser atendidos...mientras sus madres les oyen desde el umbral.

No es algo agradable para mí. No dejo de sufrir por esos bebés aunque no sean mis hijos. Estoy cansada de oír las maravillas de este método que idearon en los años 50 en EEUU para adoctrinar personas, para crear mentes fácilmente maleables al igual que jugaban con la publicidad subliminal y otros métodos de condicionamiento.

Estoy decepcionada de oír casos cercanos de niños que están presentando las secuelas del método...porque las hay. Que tu hijo no te moleste cuando se despierta a media noche porque sabe que no vas a acudir tiene un precio :(

Me frustra que miles de padres se puedan fiar de este falso método que educa a los niños en el sueño porque el libro viene firmado por un médico. No todo lo que dicen los libros es verdad ni todos los médicos son buenos profesionales. A algunos no les importa fingir que tienen un método que ni siquiera es suyo y mentir con que es inocuo, sólo por vender libros y enriquecerse.

Nuestros padres, nuestros abuelos y nuestros antepasados no dejaron a sus hijos llorar. Es fácil estar cansado de malas noches y ver la luz si te hablan de un método que dice que enseña a dormir... ¡Pero nuestros hijos están indefensos y sólo nosotros podemos protegerles! Permite el beneficio de la duda ante pócimas milagrosas y lee a otros médicos que sí documentan sus afirmaciones con artículos científicos. Infórmate y toma tu decisión conociendo todas las versiones. Tu hijo es demasiado importante para hacer las cosas a la ligera y demasiado frágil para cometer errores. Por favor...

jueves, 6 de diciembre de 2012

Mira quién habla

El lunes íbamos de camino al aeropuerto en el coche y yo le explicaba a Blanca que, como tenía dos añitos ya, iría sentada en un asiento de mayores, con su cinturón puesto. También le dije que con ella podía sentarse Titó (su muñeca de Ikea que nos acompaña en todos nuestros viajes porque es fácilmente reemplazable en caso de pérdida) y que podría jugar con ella.

De pronto se quedó pensando muy sería y, mirándome, me dijo ante mi cara de asombro (o de tonta que se me debió poner)...
-."Mamá, yo quiero un hermanito como la prima Claudia" (así, con todas las letras)
-.Joder!!! ¿Pero tú no tienes dos años para razonar y hablar de esa forma? (Lo pensé, no lo dije porque tenía la boca abierta y la cara de tonta)

Reaccioné un poco después y le dije que si tuviese un hermanito tendría que darle tetita a él y que ella no podría tomar. "¿A que no quieres eso cariño?"
-. "No...tetita para el hermanito"
:O

Supongo que en ese momento pensó que era mejor un niño que una muñeca para poder jugar. Se acordaría también de que el día de su cumple le expliqué que su tía tenía la barriga gordita porque iba a tener un bebé, que sería hermanito de su prima.

¡Pero os aseguro que su padre y yo nos quedamos tan asombrados que no sabíamos ni qué decir!

No sé si estas cosas son normales en una niña tan pequeña. Mi madre siempre dice que es muy inteligente y que hace cosas de niña más mayor, pero puede ser que sea el amor de abuela. Quizás es algo normal para su edad, pero a nosotros no deja nunca de sorprendernos. Como cuando me da algo en una tienda diciendo "Toma, paga" o cuando comprando zapatos me dice "Zapatos no gustan, juguetes sí gustan"

P.D. Para las abuelas y otros familiares que puedan leer esta entrada: por mucho que Blanca pida un hermanito de momento va a conformarse con Titó ;)

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Cumpleaños de animales

Como sabéis mi pequeña princesita cumplió dos años la semana pasada y, como le encantan los animales, no tuve duda sobre cual sería la temática de la fiesta.
Hace tiempo que descubrí las fiestas infantiles temáticas, gracias a sitios maravillosos como Fiestas y Cumples o Con Botas de Agua. Si hubiese tenido más presupuesto probablemente habría encargado las cosas de decoración, pero como no era el caso todo ha sido DIY.

Gracias a Lady Emma descubrí la preciosa guirnalda descargable que coronaba mi salón. Los animalitos los dibujé en cartulinas de colores, con rotuladores, inspirándome en imágenes que encontré en Google.

Los toppers y demás cartelitos son obra de photoshop.


 Las galletas (algunas decoradas con fondant y otras sin decoración) son de La Receta de la Felicidad. Gracias a los magníficos consejos de SandeeA es la primera vez que las galletas mantienen su forma cuando las horneo :)

Las cupcakes de vainilla son de Objetivo: Cupcake Perfecto. Para las cakepops tuve la ayuda de un vídeo tutorial también de Objetivo: Cupcake Perfecto. Me salieron muy ricos pero muy feos. El fallo ha sido que no conseguí una consistencia adecuada de los candy melts fundidos. Debí echar mantequilla pero los hice durante una siesta de Blanca y no tenía tiempo de arreglar el estropicio.

El frosting de chocolate de las cupcakes y de relleno de la tarta es de El Rincón de Bea y el bizcocho de la tarta gallina es el Morgana Sponge Cake de Tartas con Magia. ¿Y por qué hice una gallina para la tarta? Pues barajé varios animales, como un cerdito...pero pensé en hacerle un homenaje a mi Gallina favorita ;)


Ha sido bastante trabajo pero sólo ver la cara de mi hija y de los niños, lo que disfrutaron... es suficiente premio para mí. El año que viene más y mejor ;)

jueves, 22 de noviembre de 2012

De puntillas...






Hoy Blanca cumple dos años. Me invade una sensación de triste alegría. El tiempo ha transcurrido demasiado deprisa, casi sin darme pausa para deleitarme en ella, en sus cambios, en sus progresos.

Por un lado me hubiese gustado que siguiese siendo bebé durante mucho más tiempo. Como cuando cogía mi dedo con su pequeña manita mientras intentaba, sin mucho éxito, fijar su vista en mí. En esa época sólo nos bastaba estar juntas, acurrucadas, unidas.

Ahora se está convirtiendo en toda una personita, cada vez más independiente, con opiniones propias y con su propio criterio. Parlotea sin parar y, desde no hace mucho, incluso me cuenta las cosas que ha estado haciendo en mi ausencia. Le gustan muchísimo los niños de todas las edades. No deja de sorprenderme como puede jugar desde con bebés de meses hasta con niñas de cinco años. Me encanta verla jugando a los juegos de imitación y la ternura con la que acaricia, abraza o canta a sus muñecas. Mi princesita tiene una dulzura especial...

Siento que es un privilegio poder verla crecer, acompañarla en su aprendizaje y ser testigo de su vida, casi de puntillas. Hoy es un día para celebrar nuestros dos años juntas, nuestra maternidad-paternidad (como dice La Gallina Pintadita), nuestra lactancia, nuestro vínculo, nuestro apego. Y siento que también es un día para dar las gracias al cielo, porque mi vida tuvo de verdad sentido cuando llegó Blanca.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Vestidos de muñecas fáciles y rápidos

Últimamente estoy bastante más desconectada de mi mundo virtual de lo que me gusta pero, entre mi nuevo trabajo, y que estoy liada con los preparativos del cumple de Blanca... ¡No doy más de sí!

Llevo mucho tiempo planeando y haciendo cositas para la fiesta de este sábado. Estoy intentando hacer una fiesta temática de animales, que a Blanca le encantan. Ya os lo contaré en un post, pero no os esperéis nada del estilo de las de Con Botas de Agua (Ojalá). La falta de presupuesto y de tiempo van a hacer que sea un cumpleaños temático low cost ;) Y el mal tiempo hará que lo que tengamos que celebrar en el interior :(

El post de hoy lo escribo en un descanso rápido a petición de Solomillito de Rana. He hecho ya dos vestidos para las muñecas de Blanca de forma fácil, ecológica y gratuita: usando calcetines viejunos.
No sé coser por lo que no necesitan de hilo y aguja.
No tengo mucho tiempo, por lo que necesitan ser rápidos. Se hacen sobre la marcha.
Me gusta reciclar, por lo que no tiro los calcetines a los que les salen tomates :)

Aquí os dejo los pasos:


Éstos son los resultados:


En la foto de arriba usé los dos calcetines. Con uno hice el gorro y una camiseta (con A y C), y con el otro hice una falda (con C)

En esta foto el tomate era importante así que hice el gorro con C y el vestido con la zona C del otro calcetín.

No diréis que me complico haciendo estas cosas...jejeje!!!
¡Si os animáis mandadme los resultados! :)

lunes, 12 de noviembre de 2012

La famosa silla de pensar



A Blanca le gusta sentarse en muchísimos sitios, a veces son de lo más inverosímiles para mí, pero seguro que para ella no lo son tanto. Le gusta sentarse en las mesas, en el suelo, en el lateral de su caballito (como en la foto), en los peldaños o en los carritos de las muñecas. No hace mucho me habló de la silla de pensar y me dijo que eso no le gustaba.



No puedo narrar lo mal que me sentí cuando supe que a mi pequeña  de menos de dos años la habían castigado. Sí, castigado. Podrán decirme que no se va a traumatizar, que eso le viene bien, que es educativo y mil estupideces más...¡¡Pero aislar a un bebé del resto de sus compañeros e instarle a quedarse ahí marginado un tiempo según su edad es un castigo!!

Cuando fui a hablar con su educadora y con la educadora del centro la reunión fue bastante decepcionante. Por un lado porque me decían que no era un método usual, que no se iba a traumatizar por eso, que no había silla sino alfombra (¿De dónde sacaría mi hija el nombre?), y que sólo cortaban el juego al niño y lo dejaban a parte para que reflexionara. Y por otro lado porque cuando les dije que no estaba de acuerdo en que se lo hiciesen a mi hija me solicitaron una alternativa...y no supe dar ninguna. Lo bueno de aquella reunión es que pareció servir de punto de inflexión y no lo han vuelto a hacer con Blanca de momento.

Desde entonces he estado investigando bastante sobre el tema en internet. Además La Gallina Pintadita me recomendó un post bastante interesante del blog B aprende en casa y he estado hablando con una psicopedagoga de confianza (mi madre).

Os resumo mis conclusiones:

  • Un bebé no piensa como un adulto. ¿Cómo va a funcionar un sistema en el que ella misma debe reflexionar sobre sus "malas acciones"? ¿Y si para ella no eran malas? Hay muchísimas cosas que los adultos vemos como negativas o peligrosas, pero seguro que a ellos les parecen de lo más interesante. Como experimentar con la gravedad lanzando objetos, oír como suenan contra el suelo, subirse al sitio más alto posible, etc.
  • La mejor forma de educar es el ejemplo. ¿Qué va a aprender de un método que no le enseña nada, le humilla y además le aisla de sus compañeros?  No podemos pretender que aprenda nada bueno de algo que le produce miedo o rechazo. Sólo aprenderá que hay que obedecer por las consecuencias negativas de no hacerlo, no porque haya comprendido la realidad y consecuencia real de sus acciones. Si un bebé pega a otro y le castigan, puede ser que deje de hacerlo por temor a las represiones pero lo ideal es que aprenda que no debe hacerlo porque no se arreglan las cosas por la fuerza, hace daño a otros niños y es una acción que no nos gusta (a él tampoco)
  • Al igual que otros métodos conductistas, como el antinatural de Estivill, sólo sabemos las consecuencias que tiene en los pequeños a largo plazo. Nadie puede garantizarme que estas "técnicas educativas" (que yo llamaría más bien "correctivas" porque enseñan más bien poco) no dejen huella en los pequeños. Así que si no educan, y no tenemos certeza de que sean tan inocuas como nos venden, tenemos que negarnos al uso de ellas
 La mañana en la que estuve en la guardería y me pidieron una alternativa, no supe darles ninguna porque no la hay. No hay recetas mágicas, no hay métodos infalibles y no hay reglas fijas porque no son máquinas ni todos son iguales. Cada persona es un mundo y nuestros niños no son una excepción.

Me he dado cuenta de que sólo puede funcionar explicar las cosas desde el cariño, todas las veces que sean necesarias. La educación es un maravilloso camino para recorrer con amor, respeto, empatía, alegría y grandes dosis de paciencia.

sábado, 27 de octubre de 2012

Una de premios gracias a una sonrisa

Esta semana leí un post estupendo de Armando de Bebés y Más sobre "El rincón de pensar". Es algo que detesto, que no funciona y que no deseo que se siga aplicando. Es un tema con el que estaba tranquila, pensando que a mi pequeña no le afectaba todavía (¿A quién se le ocurriría con bebés?)...hasta hoy.
Los últimos dos días Blanca no quería quedarse en la guarde y se quedó llorando con todo el dolor de mi corazón. De buena gana me la hubiese llevado pero tenía mucho trabajo pendiente que no podía desatender (Tengo flexibilidad horaria pero no puedo dejar de hacer mis tareas!)
Lo peor ha sido cuando esta tarde, en el coche, Blanca se ha puesto a hablar de la silla de pensar. Nos hemos quedado sorprendidos porque no sabíamos que la conociera.
"¿Y quién se sienta en la silla de pensar?".- Le pregunté.
"Yo".-Contestó para mi desdicha
Estoy agobiada. Tengo pendiente escribir una segunda entrada sobre la educación sin castigos, que creo que es posible con esfuerzo, y me encuentro con esto. Voy a pensar lo que voy a decirle a la directora del centro el lunes con calma porque ahora mismo no sé lo que le diría si la tuviese delante.
Y ensimismada en mi desdicha he cogido el móvil y  mi Gallina Pintadita me ha arrancado una sonrisa con las siete cosas que cuenta sobre ella misma. Como me ha pasado los bonitos premios (uno de ellos también me llegó gracias a Mi cucolinet), allá voy yo también y ojalá consiga también sacarle una sonrisa a alguien que lo necesite...
1.- No me callo una. Siempre digo lo que pienso. Me trae quebraderos de cabeza pero ¡Nunca tendré úlcera de estómago! ;P
2.- Yo era una y ahora soy otra. Mi vida, mis inquietudes, mis anhelos...todos cambiaron cuando nació mi princesa. Ya no soy la misma y ahora me gusto más.
3.- Me encanta leer. Cuando era adolescente me encerraba a leer a escondidas fingiendo que estudiaba. ¡Claro, que así me iba en el instituto!
4.- Me hubiese hecho muy feliz estudiar Bellas Artes y aún creo que quizás algún día pueda conseguirlo. Sigo soñando...
5.- No me gusta la hipocresía. Quizás por eso nunca finjo lo que no soy.
6.- Me encanta cantar. Creo que es lo que más hago a lo largo del día. En la ducha, en el coche, con Blanca... ¡Desde aquí pido perdón a los que me tienen que aguantar!
7.- Siempre que tengo hambre (mucha) me pongo de mal humor. Lo malo es por las mañanas, que es cuando más hambre tengo y cuando más irritable estoy. Me pasa desde que era un bebé...
Estos premios los voy a pasar a:
Minerva y su mundo
Querido Quique
Con ojos de madre
Trocitos de mí
Creciendo con Emma
La mamá corchea
La Gallina Pintadita (Sí, ya los tienes. Pero ahora también los tienes de mi parte)
Bueno. Ya os contaré cómo nos va el lunes. Con lo contenta que estaba con el centro, madre mía :(


domingo, 21 de octubre de 2012

Momentos

Me parece que la infancia es la época más importante. Es importante desde el punto de vista del desarrollo, ya que te estás formando como persona, pero además esas vivencias marcarán el resto de nuestras vidas y nuestra relación con los demás.

Debido a las circunstancias que estamos viviendo, Blanca y su padre no están juntos todo el tiempo que les gustaría. Eso hace que se echen muchísimo de menos y que, después de unos días en los que se ven poco, Blanca reciba a su papi gritando de alegría.

Afortunadamente esos días duros de separación no suelen durar mucho y entonces podemos disfrutar de nuestros agradables "días en familia"

Vamos al parque, jugamos, corremos detrás de Charlie por el jardín y disfrutamos de nuestro tiempo juntos como si fuese un tesoro. Este fin de semana ha sido doblemente especial porque hemos llevado a la peque al teatro por primera vez. La obra era para niños de cero a cinco años y aunque me había imaginado a Blanca deseando irse desde el primer minuto...¡Estuvo sentadita, atenta y aplaudiendo los 45 minutos que duró la representación!
Cuando acabó pedía más y no quería abandonar el teatro. Habrá que repetir :)

Su padre y yo tenemos claro que nuestra prioridad es su felicidad. Y verla contenta es el mejor de los regalos.

Estoy convencida de que, a pesar de las tediosas ausencias laborales de su padre, Blanca está desarrollando un vínculo especial, fuerte e inquebrantable con él. Y cuando sea mayor atesorará en su recuerdo los maravillosos momentos que han vivido juntos.


miércoles, 17 de octubre de 2012

El árbol de los chupetes

 
Llevo demasiado tiempo sin leer los blogs que me gustan, sin escribir en el mío. Esta noche los astros me han favorecido para que pudiese colaborar con una idea maravillosa de La gallina pintadita y de Petit Foto. Blanca no ha usado chupete pero sé que en muchos niños supone el consuelo que mi hija encuentra en mi pecho. Carmen me dijo que por qué no escribía un cuento... ¿Y por qué no? Para todos, para los niños...

<<Había una vez, en un parque pequeño de una diminuta ciudad, un árbol al que jamás le salían hojas. Se iban sucediendo las estaciones, una tras otra, y jamás le salían más de dos o tres hojas.

El jardinero del parque, que era un hombre que amaba todas las plantas y las cuidaba con gran esmero y cariño, estaba preocupado por este hecho. Había probado todos los remedios que conocía para intentar que el árbol se pareciese a los demás árboles del parque pero nunca lo había conseguido.

¿Estará enfermo?- Se decía. Y le daba vitaminas.
¿Estará sediento?- Pensaba. Y lo regaba con más agua.
¿Tendrá hambre?- Se preguntaba. Y le echaba mucho abono.
 Pero nada de lo que hacía parecía mejorar la salud y el aspecto del pobre árbol.

 Un día, una niña muy pequeñita que jugaba con su osito, miró aquella pobre planta y pensó que el árbol se sentía muy triste. Entonces tuvo una idea genial. Le regalaría algo que hiciese que se consolase su pena, algo que le ayudase a dormir, algo que fuese muy importante para ella... 

¿Y qué podía ser tan buen regalo como su chupete?

Así que, aunque era algo de lo que no quería desprenderse, pensó que el árbol estaba tan triste y solo que lo necesitaba más que ella. Por eso le pidió a sus papás que dejaran su viejo y mordisqueado chupete colgado en una de sus ramas para que el árbol no estuviese triste nunca más.

Al día siguiente, para sorpresa del jardinero, el árbol parecía haber mejorado su color y habían salido unas enormes y verdes hojas en la rama de la que colgaba el chupete. Al darse cuenta de lo que ocurría, raudo y veloz reunió a todos los habitantes de la diminuta ciudad en la plaza de los columpios. Allí les contó lo que sucedía y todos los niños quisieron ayudar regalando sus chupetes al árbol triste para que se pusiera contento.

¡¡Y así ocurrió!! De sus ramas colgaban chupetes de todos los colores y tamaños. ¡Estaba tan bonito! Desde ese día el árbol sin hojas se convirtió en el más frondoso y hermoso de toda la ciudad, y le pusieron de nombre "El árbol de los chupetes"

Después de aquello se corrió la voz y niños de otras ciudades hicieron lo mismo con los árboles que estaban enfermos o afligidos. Desde entonces en casi todas las ciudades hay uno. Si ves un árbol triste llama a todos tus amigos porque puede que necesite algunos chupetes...>>


lunes, 1 de octubre de 2012

Hoy...justiciera!



Un viejo amigo decía que yo era la defensora de las causas perdidas y, a pesar de que no me hacía demasiada gracia el apodo, reconozco que soy un poco así. Nunca he podido evitar, ni he querido, defender a las personas que lo han necesitado, a amigos, a extraños, a compañeros de trabajo. Desgraciadamente lo único que he acabado consiguiendo así son varapalos... ¡¡Pero prefiero ser fiel a mí misma antes que a mis intereses!! ;)

Y en esta línea va esta entrada. En estos días he estado leyendo algunos posts de blogs de los que soy asidua y no he podido evitar que me saltasen chispas de auténtica indignación. ¡Y hoy voy a hacer justicia con mi pluma! (O con el teclado...)

INDIGNACIÓN 1: Mi ira contra Estivill.
Siempre he sabido que el mal llamado "método científico para enseñar a dormir a los bebés" que este hombre aseguraba estaba basado en estudios, que sólo él atesoraba porque nadie más los ha encontrado, sólo era una falacia. Tristemente, para desgracia de miles de indefensos bebés, muchos padres se fiaron de este hombre porque era médico, porque hablaba de CIENCIA con mayúsculas y porque escribía libros...

Entenderéis mi indignación cuando leí en el Blog Mimos y Teta que se había retractado. Por lo visto ha sacado un nuevo libro donde explica nuevas normas para su mierda de método. ¿Has dejado de vender ejemplares del Duérmete, niño? ¿O deseas seguir amargando las infancias de miles de niños? Ahora que estamos en la Semana de la Lactancia Materna...¿Cuántas lactancias has destrozado? ¿Duermes tranquilo por las noches?

Desde aquí hago dos peticiones de justicia, tres si existe Dios: La primera, que cambiemos la frase "que viene el coco" por la de "que viene Estivill". La segunda, que se denuncie a este señor en los tribunales por daños y perjuicios por los métodos falsos que ha vendido. Tercera, justicia divina.

INDIGNACIÓN 2: Mi ira contra Ioia Arbillaga.
En el Blog Querido Quique he podido leer un artículo de esta señora. Lo primero que hirió mi sensibilidad fue que emplea el término normal para algunos chavales y no para otros. Señora mía, según la RAE, en su primera acepción, es normal lo que se halla en su estado natural. Entonces ¿Qué no lo es? Otra cosa bastante ofensiva del artículo es cuando habla en términos despectivos de aquellos que ella no considera normales y encima opina que no deberían estar con los demás. ¡¡Deberían estar encerrados, aislados!! (¿No te jode?) No voy a decir nada más porque sólo acabaría diciendo barbaridades que me rebajarían a su nivel. Todos somos diferentes, cada uno tiene unas cualidades y unas capacidades distintas, ningunas son mejores o superiores a las otras. Todas estas personas que usted llama "anormales" tienen algo de lo que usted sí carece. Usted tiene una gran minusvalía porque no tiene humanidad.

Desde aquí hago una petición contra esta señora: Hay muchos profesionales sin trabajo más preparados, más formados, cuyas opiniones estarán más documentadas y sobre todo serán más humanos. ¡¡A la calle!! 

¡¡Por hoy he acabado pero la Justiciera volverá!! Me cabrea que El Zorro es un justiciero, o un animalito, y que La Zorra sea, además del animal, una prostituta. Pero mi ira contra el vocabulario machista y misógino la dejo para otro día, que no son horas...

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Violencia en la guardería

Hoy se me cayó el alma a los pies cuando vi aparecer a la pequeña de la guardería. Tiene tres arañazos, uno cerca de cada ojo y el tercero en la nariz. Lo terrible del asunto es que tiene la piel en carne viva, son desgarros más que arañazos.

Cuando la vi me entraron ganas de llorar pero, como venía contenta y sonriendo, disimulé mi ánimo.

¿Cómo ha podido pasar?
En la escuela infantil me han dicho que Blanca está pegona (que extraño que nunca me habían dicho nada antes) y que hay otro bebé pegón con el que se ha peleado. Blanca pasó una época, hace meses, en la que nos pegaba manotazos pero dejó de hacerlo. Ahora, cuando estamos con otros niños, en el parque o en otro sitio, no pega jamás. No es que pegue poco, es que no pega nunca.

No digo que ella sea más buena que otros ni nada de eso. Simplemente me extraña que se comporte de una forma tan diametralmente opuesta en la guardería.

Por otro lado, entiendo que un manotazo o un arañazo, es algo a lo que todos los bebés están expuestos... ¿Pero tres? ¿No dio tiempo a la educadora a parar al niño después del primero? ¿Qué hubiese pasado si en vez de darle cerca hubiese arañado el ojo?

Me gusta la escuela infantil de Blanca. Me gustan las profesionales que la llevan. Es la mejor de las que conozco y por eso la llevamos allí, pero sigo pensando que los niños están mucho mejor con sus padres cuando esto es posible.

Me asusta pensar lo que aprende mi hija de experiencias de este tipo y cómo percibe la violencia.

domingo, 23 de septiembre de 2012

¿Está tu hijo preparado para quitarle el pañal?

Cuando el viernes decidimos probar a quitarle los pañales a la peque pensamos que lo haríamos durante una semana más o menos. Pero en sólo tres días nos hemos dado cuenta de que no está preparada.

Hablamos con la directora de la guardería y hemos consultado con otros profesionales de la educación infantil, además de con todos los padres con los que hemos coincidido y que habían pasado ya por la experiencia.

Lo primero que estudiamos fueron las famosas "señales" de las que tanto se habla sobre cómo saber si tu hijo está preparado. Blanca las cumplía todas, a excepción de que no sabe bajarse/subirse muy bien la ropita sola. Blanca pide sentarse a hacer pipí cuando me ve o entramos en el baño. Reconoce el pipí y la caca. Tiene un lenguaje muy desarrollado como para poder explicarle las cosas. Cuando la veo apretando y le pregunto, me dice que está haciendo caca, etc. ¡Está más que preparada!  ¿No?

Pero yo seguía teniendo dudas y las preguntaba a todo el que me quisiera responder...
¿Cuánto tiempo tarda el proceso?
De uno a dos meses
¿Es demasiado pequeña?
Ante esta pregunta he oído a gente que quitó lo pañales con un año, con dos y con tres.
¿Cuándo empiezan a pedir ellos hacer pipí en vez de hacerlo porque los sentamos cada hora? Con esta pregunta mi preocupación fue en aumento. Había niños que enseguida comenzaban a pedirlo y otros que, después de varios meses, no se hacían pis encima porque los seguían poniendo cada cierto tiempo (no porque lo pidiesen ellos) ¿Cuál era la diferencia entre unos y otros? Puede que esté equivocada pero tengo la impresión de que si un bebé después de unas semanas no es capaz de pedirte por sí mismo hacer pipí...es que no está físicamente preparado.

Llegados a este punto yo no podía saber si Blanca lo estaba o no. Pero esta mañana no deseaba sentarse a hacer pipí como los mayores, cuando se sentaba no quería estar más de diez segundos, cuando la vi haciendo caquita y la senté dejó de hacerla (no terminó hasta que le puse un pañal).
Nos dimos cuenta de que ya no estaba contenta pidiendo algo que la hacía feliz, sino que la estábamos obligando a sentarse para hacer algo que no le apetecía. Me sentí ridícula porque estaba haciendo algo que no necesitábamos ninguna de las dos.

Podría seguir y estoy segura de que al final, antes o después, haría sus cositas en el váter. Pero me parece innecesario hacer pasar a mi princesita por estos rituales periódicos cuando sé que, en algún momento, controlará esfínteres por sí sola y el proceso será el contrario. Ella me dirá que quiere hacer pis y entonces yo le quitaré el pañal.


viernes, 21 de septiembre de 2012

¿Quitar los pañales antes de los dos años?

Mañana cumple Blanca 22 meses y hoy, contra todo pronóstico, vamos a comenzar a quitarle el pañal. Yo, que me negaba en rotundo a esto hasta que fuese más mayor...

No pensaba intentarlo hasta el verano que viene pero últimamente no para de pedirme hacer pipí "ahí" cada vez que entramos en el baño. No siempre la pongo y, cuando la siento, no siempre hace. ¡Pero tiene una insistencia!

Es un tema que me preocupa bastante. No deseo forzarla ni presionarla para hacer algo para lo que no esté preparada. Por eso he pasado todo el verano pensando y reflexionando. No lo veía claro y lo descarté hasta el año próximo...pero desde hace unas semanas no para de pedirlo y hemos decidido probar.

Esta tarde, cuando despierte de la siesta, le explicaré lo que vamos a hacer y le preguntaré si desea quitarse el pañal. Hemos pensado estar unos días de prueba, sin presiones, y si vemos que no está lista todavía para el cambio lo dejaremos para cuando lo esté.

¡¡Madre mía!! ¡¡Qué miedo!! Ya os contaré...


martes, 18 de septiembre de 2012

Íntimo y personal


Para mí la transformación de niña a mujer no fue nada agradable. Mi mente deseaba a toda costa continuar disfrutando de las tardes relajadas de juegos y muñecas, mientras mi cuerpo comenzaba a fabricar hormonas que habían llegado sin preguntar con el único propósito de arruinarme la vida.

Me avergonzaban los cambios y los primeros ciclos llegaron acompañados de dolores que nada calmaban. Desgraciadamente esa ha sido la tónica general de esta extraña relación que comenzó sin mi permiso y que ha continuado alborándome la vida.

¿Que no quieres que te venga? Pues me adelanto. ¿Que deseas llevar un control? Pues vendré cuando me de la gana. ¿Qué tienes ya una edad? Pues toma acné. ¿Qué deseas olvidarte de mí? Pues comenzaré con los dolores no una sino dos semanas antes...

Otro aspecto que trae el desarrollo son las visitas a un médico que te desagrada más que el dentista. Si das con uno bueno a la primera todo es maravilloso (dentro de lo que cabe) pero si no, puede llegar a ser de lo más desagradable...
Yo he conocido a la opusiana que no quería mandarme anticonceptivos y me miraba con cara de desaprobación. "¿Soltera y manteniendo relaciones? ¡¡Qué escándalo!!". Al que siempre quería mandarme anticonceptivos si me veía un granito. "Tú ya eres mayor para el acné. Toma Diane". A la que me reñía porque no me bajaba lo suficiente la ropa para la eco. "Anda. Quita"

Al final di con un médico que me encantaba. Él me llevó también el embarazo y me asistió en el parto. Y aunque no pude tener un parto natural pese a que lo intenté creo que, al contrario de otros casos, mi parto me reconcilió con mi femineidad. Para mí fue un día feliz y maravilloso que me hizo agradecer el ser mujer. Tras casi veinticuatro horas de dolores y contracciones solicité la epidural. Me perdí la expulsión pero el personal fue tan extremadamente amable, la matrona me ayudaba tanto y el ginecólogo fue tan humano... ¡¡Que mi parto es un recuerdo agradable que guardaré para siempre en mi memoria!! ¡¡Y el próximo, dentro de unos años, será natural seguro!!

Ahora, después de haber estado dos años sin ella, convivo con mi menstruación, la maldigo de vez en cuando, pero ya no la veo de la misma forma. Me recuerda lo maravilloso que es ser mujer, sentir a tu hijo en tu vientre y es un precio pequeño para todo lo que nos aporta.

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Educar sin castigos (I)


¿Podemos educar sin premios ni castigos?
Esta pregunta es una de las más difíciles de responder para mí sobre educación y crianza. Por las experiencias de mi vida nunca habría llegado a plantearme si quiera esta posibilidad. Pero a veces, de las formas más inverosímiles, puedes llegar a conocer universos paralelos.
Una vez leí una entrada que me desveló la existencia de una forma alternativa de educación y, como me encanta saber más sobre las cosas que me parecen importantes, no quise perder la oportunidad de ampliar mis conocimientos en este campo. ¿Qué podía perder? Siempre podremos estar más o menos de acuerdo con otras opiniones pero al final nos enriquecen. Así me acabé comprando el libro "Aprender a educar sin gritos, premios ni castigos", de Naomi Aldort, y gracias a esto comienzo con una serie de posts sobre el mismo. Tened paciencia porque no serán seguidos. Últimamente me cuesta encontrar el tiempo suficiente para escribir y estas entradas lo requieren. Espero que os sirvan tanto como el libro a mí o al menos que os hagan reflexionar. Os recomiendo por completo la lectura de este libro.

El renacer
No se me ocurre un título mejor para lo que voy a contaros en esta parte. La mayoría de nosotros parte de una educación tradicional, basada en la disciplina, en la obediencia sin preguntas, en los castigos físicos o no, en las voces, en los sometimientos porque éramos pequeños... ¿No somos un elemento más en la cadena que contribuirá prolongando estas costumbres? Pues sí...pero se puede cambiar. La autora nos propone una serie de pasos que, con perseverancia y esfuerzo, pueden ayudar a mitigar los episodios de conductas aprendidas que nos salen de forma automática. Debo decir que lo estoy poniendo en práctica y que no siempre tengo éxito...pero no voy a dejar de intentarlo jamás y espero acabar consiguiendo mi objetivo.
Lo que más me gustó de todos los trucos que aporta es la visualización. Si logras contener tu enfado tres segundos y reproduces mentalmente la situación con lo pensabas hacer o decir probablemente acabes cambiando tu conducta. Muchas veces sentimos más ira por los pensamientos vividos que por el hecho presente.
Otro aspecto muy importante es la empatía. No exijamos a un niño que se comporte o piense como los adultos, pero nosotros sí que podemos ponernos en su lugar.
La autora nos dice algo evidente sobre el amor, pero no siempre actuamos con sensatez. El amor no es una recompensa. Esto implica que les queremos hagan lo que hagan y que debemos tratarles en todo momento en consecuencia a este hecho. No voy a quererte más porque te lo comas todo ni menos porque no recojas tus juguetes...
Estos factores tan sencillos y tan sensatos sientan las bases para una educación basada en el respeto, el cariño y la aceptación del otro.

¿Pero cómo educaremos sin premios ni castigos? Eso os lo contaré otro día ;)

domingo, 9 de septiembre de 2012

La Virgen amamantó a su hijo

Hoy he visto en el Museo de los Reyes Católicos un cuadro que me ha llamado la atención. Es de un pintor flamenco, Hans Memling, sobre la Virgen en su trono ofreciendo un seno a su hijo.

¿Y por qué me ha llamado la atención algo tan natural como que una madre amamante a su hijo? Pues muy sencillo. Me ha sorprendido que hace casi seis siglos se viese con normalidad este hecho y que hoy este artista sería tachado de hippie o de radical. Hoy el buen hombre habría tenido que pintar a la madre de Dios ordeñando una vaca para que el niño tomase leche mientras éste le esperaba en una cuna. Suena ridículo pero tristemente es así.

¡¡Pues sí!! ¡¡Los niños se alimentan de la leche de sus madres desde que existimos!!

Una vez en el hotel, con Blanca dormida, he buscado en Google y he descubierto que no es el único pintor ni el único cuadro que abordaba el tema con naturalidad (la que realmente tiene)

Os dejo también otro cuadro de otro autor, Jan Van Eyck, que pintó al pequeño mamando directamente.

Hay muchísimas más referencias a lo largo de la historia de la alimentación de los pequeños. He descubierto un blog precioso que os invito a visitar, donde aparecen obras de arte relacionadas con la maternidad: http://el-arte-de-ser-madre.blogspot.com.es/?m=1



miércoles, 5 de septiembre de 2012

Yo solita

Nunca hubiese imaginado que un bebé de 21 meses hiciese las cosas que hace mi pequeña. No digo que ella sea excepcional, sino que es impresionante lo que un bebé tan pequeño sabe hacer.

Lo que más me llama la atención es que tiene una personalidad propia y muy bien definida. Hay cosas que le gustan y cosas que no, y te lo dice sin problemas.

Ahora ha descubierto que puede hacer muchas cosas solita y las quiere hacer todas. Comer, vestirse, desnudarse, lavarse, subir las escaleras... Cuando le pregunto si quiere ayuda siempre me contesta con entusiasmo "Yo solita"

Últimamente me he quedado muy sorprendida de que cuando se cae y le pregunto si se ha hecho daño, me dice que no aunque se le estén saltando las lágrimas. Le molesta o le da vergüenza que otros la vean llorar porque se ha caído. Lo empezó a hacer de repente y no entiendo muy bien el motivo. Nunca le he dicho que no se llora o cosas por el estilo. ¿Realmente un bebé de 21 meses puede sentirse avergonzado por caerse en un parque? ¿Es orgullo? ¡¡Pero si es muy pequeñita!!

Quizás ese sea el matiz más importante para comprenderlo todo. Ella es distinta a mí o a lo que otros puedan querer. Mi pequeña me ha enseñado que no existe un camino preestablecido, que es una personita única e independiente y que mi función es acompañarla con mucho cariño mientras crece.


lunes, 3 de septiembre de 2012

No lo tires...regálalo!

Ya tenía ganas de volver. Acabé el curso con éxito, no sin esfuerzo, y esta semana vamos a estar de vacaciones. Pero no quería dejar pasar la oportunidad de hablar de un grupo de facebook que he descubierto gracias a mi querida amiga Inés: "NO LO TIRO, LO REGALO!! ...SEVILLA"

Se trata de un grupo creado para que las personas puedan ayudarse entre sí dándose aquello que ya no necesitan y consiguiendo lo que no tienen. Me parece una idea genial porque todos tenemos en casa cosas que no necesitamos y que nos da pena tirar. Siempre puede haber alguien que les pueda dar una segunda vida.

Otro aspecto importante es que no hace falta tener dinero para conseguir algo que necesitas. Me parece maravilloso.

Este grupo es para Sevilla pero seguro que existen más grupos en otras ciudades y, si  no se ha creado todavía en tu ciudad...¿A qué esperas para crearlo tú? :)

P.D. Me cuenta Pau que existe una web a nivel nacional llamada www.nolotiro.org


jueves, 16 de agosto de 2012

Cerrado hasta septiembre...

Es la primera vez, desde que comencé con el Blog, que me resulta imposible escribir ninguna entrada. No es por falta de ganas ni por ausencia de inspiración...¡Es por un curso de inglés!

Sí, estoy haciendo un curso "superintensivo" (se llama así de verdad) que concentra un año en un mes. Por las mañanas voy a clase, por la tarde estoy con mi princesita y por la noche estudio, hago ejercicios, la cena, la plancha...

No consigo sacar tiempo para vosotros así que no tengo más remedio que rendirme a la evidencia: Tengo que cerrar :(

Os echaré muchísimo de menos pero prometo volver con energías renovadas y un super nivel de inglés ;P

Un abrazo enorme


sábado, 4 de agosto de 2012

Uno propio y otro regalado...

Llevaba tiempo deseando hacer un premio de mi propia cosecha. Todos los premios que circulan por el universo bloguero son premios muy bonitos, con imágenes hermosas y con distintos nombres...pero no conozco ninguno que premie lo que yo deseo reconocer en otros blogs: La crianza con amor, con apego, natural, la lactancia, etc.

¡¡Así que aquí tenéis el primer premio de De repente mami para los demás!!


Este premio no tiene más requisito que el de ser transferido a tres blogs de mamis que os gusten por su manera de entender la crianza, su respeto por los niños, su defensa y apoyo a la lactancia prolongada, etc.
Para comenzar, me gustaría pasarle este premio a los siguientes blogs, porque me inspiran, me encantan y transmiten todos estos valores que yo también comparto:

La gallina pintadita
Con ojos de madre
Buceando en mí


Además de este primer premio de cosecha propia que tanta ilusión me hace poner en marcha, quiero agradecer a Carmen, de La Gallina Pintadita, que tuviese el detalle de pensar en mi blog para el premio Yo amo portear.

Por desgracia últimamente, entre el calor y que Blanca sólo desea ir andando para explorarlo todo, no es algo que haga con mucha frecuencia. Pero debo decir que es lo mejor que hemos hecho cuando la princesita era más pequeña. Estábamos unidas, pegaditas, calentitas. Se quedaba dormida enseguida pegada a mi pecho. Nos movíamos por cualquier sitio sin dificultad. Es una experiencia maravillosa que espero que aún dure un poco más...


Este premio deseo pasarlo a:
Érase una vez
La mamá corchea
El mundo de Kim

¡¡Feliz fin de semana!!

martes, 31 de julio de 2012

Semana Mundial de la Lactancia Materna

Del 1 al 7 de agosto se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna, este año bajo el lema "Comprendiendo el pasado. Planificando el futuro".

El año pasado lo celebré participando en el Carnaval de Blogs de Amor Maternal con esta entrada. Este año no creo que vaya a tener tiempo de hacer nada parecido, pero no podía dejar pasar esta fecha sin hacer algo especial.

Para Blanca y para mí la lactancia es algo muy especial que nos une, nos conecta, nos relaja y nos reconforta. Y aunque en nuestro entorno cercano sea algo inusual seguir amamantando a tu hija a los 20 meses, cada vez son más las madres que deciden optar por una crianza más natural, con apego y con respeto hacia los niños.  


Esta es mi imagen favorita amamantando a mi hija. He retocado con filtros la fotografía original para difuminar mi cara. Me gusta porque es representativa de lo que ha sido la lactancia hasta ahora: a demanda.
Estábamos en marzo, la peque tenía 4 meses y 1 semana, acababa de comer y como hacía un día precioso nos fuimos a pasear por el olivar cercano a casa. Cuando estábamos en medio del campo Blanca decidió que quería seguir mamando, así que la descolgué de la ergobaby y seguí paseando con ella enganchada a la teta ¡¡Y eso que ya pesaba lo suyo!!

Ahora ya no llora cuando tiene hambre, pide tetita. A algunas personas les disgusta que lo haga en cualquier situación pero a mí me encanta la idea de que me diga lo que necesita y de que para ambas sea algo tan natural.

¡¡Muchas gracias a todas las madres, compañeras y amigas, que cada día disfrutan de su maternidad por encima de comentarios o prejuicios!! ¡¡Y feliz semana!!

lunes, 30 de julio de 2012

Te amo, te amo...eternamente te amo

Mi infancia no fue típica en muchos sentidos. Crecí escuchando a mi madre cantar canciones de Ana Belén, Serrat y la Nueva Trova Cubana. Crecí colechando durante muchos años con mi madre. Crecí pensando que todo era posible, jugando cuando mis amigas ya dejaban de hacerlo e intentando que mi mundo imaginario tocara la realidad y la transformase.

Ahora, adulta, al volver la vista atrás no pienso que mi niñez fuese peor que la de otro niño por ser diferente. Puedo decir que fue una infancia muy feliz y que, gracias a mis vivencias, soy la persona que soy, tengo un enorme apego con mi madre y deseo tenerlo también con mi hija.

Hace algunos días escuché por casualidad esta canción y me transportó como por arte de magia al pasado. Es una de las canciones de la banda sonora de mi vida porque crecí oyéndola, de mayor entendí sus palabras y ahora las vivo a través de mi hija.


jueves, 26 de julio de 2012

Las mejores frases...para no oír



Hoy os traigo un resumen de las frases más ingeniosas que, tanto mi princesita como yo, hemos tenido que oír en los últimos tiempos. Mi madre dice que soy muy radical y yo lo tengo claro: en lo referente a la felicidad de mi hija sí que lo soy. Soy esa madre borde que no se calla una cuando otros tampoco guardan silencio.

Espero que nadie se ofenda más de lo que me ofendo yo al tener que oírlas...

¿Se portó mejor el fin de semana al meterse en la piscina?
 La peque se asustó un poco al principio la primera vez que se metió en una piscina de adultos. Era la primera vez y, a pesar de ello, al ratito ya se había relajado en los brazos de mami. Si a eso lo llaman portarse mal...
¿Y cuándo se supone que los niños se destetan solos?
Contesté que a los dieciocho años seguro que ya no mamaba. Si te acabo de decir que deseo esperar que se destete sola, que es mi elección y que es lo que vamos a hacer... ¿Qué pretendes con la pregunta? Los juicios de valor directo hacia mi lactancia prolongada, gracias a mi vena guerrera, están siendo sustituídos por indirectas. Pero la influencia que ejerce sobre mí es la misma.
Una vez le pregunté a Blanca delante de otras personas si quería tomar tetita y antes de que la niña pudiese contestar lo hicieron ellos diciendo:NO. ¡¡Lo que hay que aguantar!! Y después soy yo la de la mala fama.


¡¡Qué mamitis tiene esta niña!!
Ésta me encanta. ¿Qué quieres que tenga canguritis? Pues sí, mi hija está desarrollando un apego primario sano y seguro con la única persona que lo tiene que desarrollar, con la persona adecuada, su madre. Sólo bastaba que lo tuviese que tener ahora con una canguro, con una abuela o con su educadora de la guardería.

Hacerle el avión comiendo no es engañarla para que coma
¡¡No!! Es amenizarle la comida... ¿no? Esta frase me viene que ni pintada para recomendaros este estupendo post de Con ojos de madre. Nosotros no engañamos, no forzamos, no obligamos a comer. He de admitir que a veces, cuando algún día come bastante menos de lo habitual, acabo insistiendo un poco. Pero esta insistencia siempre ha sido más por herencia que por plena convicción, por lo que también se acabó.

Si no me das un beso no te doy el regalo
¿Qué le quieres enseñar a un bebé de 20 meses? El cariño ni se compra ni se vende y los regalos se hacen cuando apetece, no por obligación. Los besos no se dan a cambio de nada, son muestras de cariño y del chantaje mejor me voy a callar...

Tú como eres así con la niña...
Qué razón tiene el refranero español. Mi profesor de filosofía decía que era la filosofía de nuestro país y era muy cierto. "No hace daño quien quiere sino quien puede". A veces en función de quien venga una frase puede ser hasta un halago. (¿Qué quieres que te diga? ¡¡Pues sí, soy buena madre!!)

¡¡Qué mala eres!!
Esto lo hemos escuchado cuando la peque hacía algo que no le gustaba a alguien. El concepto que tiene esta persona de lo que es ser malo y la creencia de que eso se le debe decir a un niño dista mucho de lo que tolero con mi hija. Como dije al principio en lo referente a ella sí soy radical.


No seas floja
Esto lo tuvo que oír mi princesita un día que no quería agacharse a recoger algo. Sin comentarios.

Buah!!!! (Imitando cuando llora)
No sé quién fue el "profesional" que se inventó que es muy recomendable imitar a un bebé que llora para que deje de hacerlo. Se documentaría en la biblioteca de Estivill. Si encima de que estoy llorando alguien me humilla imitando mis sonidos no sé lo que diría.

¡No es nada! (Cuando se acaba de caer)
Yo le pregunto si se ha hecho daño y la consuelo igual que haría con cualquier otra persona, porque ella también es una persona, sólo que más pequeñita. ¿Qué quieres que le enseñe? ¿Que no le duele, que se tiene que aguantar, que no merece consuelo por ser menor?

Hay más. Seguro que vosotros también tendréis que aguantar muchas de ellas. ¿Alguna que os moleste más que otra? Aprovechad!!! Jejeje!!!... ;P

lunes, 23 de julio de 2012

Dame el regalo!!


En los últimos meses y, debido a circunstancias laborales de su padre, la princesita ha aprendido perfectamente lo que es un regalo y cuánto le gusta. Cada vez que llega papá de viaje le dice que le ha traído un regalito y ella en seguida extiendo la mano diciendo: "Dame, dame"

Como el viernes vamos a la fiesta de cumpleaños de una de sus primas y aprovechando que ha aprendido en la guarde la canción de Cumpleaños Feliz, le intenté explicar esta tarde que lo que iba a pasar el fin de semana. La conversación, por mucho empeño que le puse, siempre acababa igual...

Yo: Blanca, vamos a ir al cumpleaños de la prima...
Blanca:
Yo: Vamos a cantarle cumpleaños feliz...
Blanca:
Yo: Vamos a llevarle un regalito ¿Quieres dárselo tú a la prima?
Blanca: ¡¡No!! ¡¡¡Dame, dame!!! (Abriendo y cerrando las manos)

Así que para evitar que ese día lo pase mal he decidido llevarle a ella también un regalo. Me parece que es muy pequeña para entender lo que pasa y no me apetece verla pasándolo mal queriendo coger los juguetes que le regalen a su prima.


¿Qué habéis hecho vosotros en estas situaciones?

viernes, 20 de julio de 2012

Premio osito

Mi querida Kim, de El Mundo de Kim, ha tenido el detalle tan bonito de acordarse de mí para el Premio Osito, que a su vez, se lo pasó mi Gallina favorita. Hace un año más o menos que descubrí su blog gracias al foro de Dormir sin llorar. Me ayudó muchísimo y siempre me he sentido muy identificada con sus entradas. Ella tenía la seguridad de estar haciendo las cosas bien que a mí me faltaba como primeriza.

¡¡Muchas gracias por acordarte de mí para este premio!!

Me gustaría darle este premio a los siguientes blogs (en esta ocasión no voy a poner los enlaces porque lo estoy escribiendo con el móvil. Disculpadme por favor!!!)
El Mundo de Constanza
Érase una vez...
Buceando en mí


martes, 17 de julio de 2012

Lo que no se dice se queda sin decir

Ésta es mi frase favorita de Forest Gump. Define perfectamente mi forma de ser porque, para bien o para mal, no sé guardarme las cosas. Si algo no me gusta lo digo, si algo me parece injusto protesto. Su parte positiva es que también me gusta decir las cosas buenas. No me avergüenza decir "te quiero", me gusta hacer partícipes de mis sentimientos a mis seres queridos y no quiero irme de este mundo dejando cosas por decir. A veces me he encontrado con personas que se muestran intimidadas por mis efusivas muestras de cariño pero prefiero seguir siendo como soy.

En la línea de la emotividad, la sinceridad y las muestras de afecto va este post. Hoy hace 15 años que mi pareja y yo comenzamos nuestra relación. Mi vida sin él no sería igual. Comenzamos tan jóvenes que hemos ido creciendo juntos, madurando juntos, evolucionando juntos.

Eres el mejor compañero de viaje, el apoyo incondicional, 
el amigo perfecto, el padre cariñoso. 
Eres una de las personas más nobles y buenas que he conocido.
Eres desinteresado, sensato, inteligente y casi tan cabezota como yo ;)
Siempre nos hemos querido, valorado y respetado tal cual éramos, 
sin pretender cambiarnos el uno al otro.
Eres el hombre de mi vida.
Y aunque lo sabes, nunca dejaré de repetirlo...
¡¡Te quiero!!

lunes, 16 de julio de 2012

Comenzando a trabajar

Quizás el título de esta entrada no sea el más adecuado. No deja de sorprenderme el hecho de que en esta sociedad el trabajo que desempeñan las personas en sus casas no se considere como tal. Desde que me despidieron en mi empresa, en ningún momento he dejado de trabajar y, además, mis atribuciones domésticas no entienden de horarios ni de vacaciones.

Dejé de hacer tareas remuneradas para comenzar a realizar en exclusiva tareas sin remunerar. Durante demasiados meses me sentí una persona inútil para la sociedad, culpable de no tener trabajo y me avergonzaba decirlo. Después el sentido común y la cordura me devolvieron mi condición de persona válida y valiosa. Todos lo somos, con independencia de las etiquetas que otros han elegido por nosotros.

Ahora vuelvo a trabajar "fuera de casa". Voy a colaborar con un proyecto que me apasiona y me entusiasma. Serán colaboraciones esporádicas, sin un horario rígido al principio, sólo por las mañanas, lo que me permitirá seguir estudiando inglés sin desantender a Blanca.

Se supone que vuelvo a estar en el grupo de las mujeres modernas, trabajadoras, independientes y otros clichés. Pero esta vez no voy a formar parte de ese grupo que nos intentaron vender. No permitiré que se menosprecie la labor de las personas que deciden quedarse en sus casas para atender mejor a sus hijos. No desatenderé a mi pequeña por nada ni nadie. No es cierto que las mujeres podamos llevarlo todo para adelante, tenemos que hacer renuncias que afectan a nuestros hijos. Nos han intentado ofrecer una imagen irreal y yo ya no estoy dispuesta a entrar en el juego. Yo ya he elegido mis prioridades y el trabajo nunca más estará en la cima de la pirámide.


viernes, 13 de julio de 2012

Canción tonta de Lorca

"Mamá.Yo quiero ser de plata.
Hijo,tendrás mucho frío.
Mamá.Yo quiero ser de agua.
Hijo,tendrás mucho frío.
Mamá.Bórdame en tu almohada.
¡Eso sí!¡Ahora mismo!"

Nunca entendí bien este poema para niños. Estaba incluido en un libro que tenía de pequeña y mi lógica no alcanzaba a comprender cómo podía bordarse a un niño en una almohada.

Con el transcurrir de los años, contemplando a mi pequeño tesoro, me vino a la mente la frase: "te cosería en mi almohada" como un reflejo del amor que desbordaba mi pecho, para poder conservar ese momento, invariable, para siempre.

Entonces pensé que quizás el poeta quiso plasmar lo mismo que yo sentí. El amor infinito que se desea mantener, que se teme perder, los momentos que una madre querría detener para que ni siquiera el paso del tiempo consiga mermar esa mágica relación.

No puedo bordar a mi pequeña en mi almohada pero intento memorizar cada instante, cada risa, cada juego, porque no hay nada más valioso en el mundo para mí.

¡Feliz fin de semana! :)


miércoles, 11 de julio de 2012

Dos premios muy bonitos

Cocolina, de Buceando en mí, ha tenido el hermoso detalle de pensar en mi rinconcito para este premio. Muchísimas gracias, guapa. Como ya te dije, me hace una ilusión especial porque viene de tu parte ;)


El requisito es pasarlo a cinco blogs con menos de 200 seguidores, así que lo paso a los siguientes blogs...
Con ojos de madre

Creciendo con Enma
Qué pasa con Maca?
Una mirada al otro lado
Minerva y su mundo

Y el siguiente premio, que viene de parte de @pedacitodemí, a la que descubrí gracias a Twitter, es la segunda vez que me llega. Esta vez lo paso a los siguientes blogs...

Con M de madre
Diario de una frikimami
Una mamá imperfecta
El mundo de Constanza
Tan peques y blogueros

Mamá manos tijeras




No se me ocurre un título más descriptivo para esta enorme y gran equivocación. Quería cortarle el pelo a Blanca desde hacía semanas porque se le enredaba muchísimo y le daba mucho calor. Esta tarde me puse a llamar a algunas peluquerías y como no me daban cita para esta semana...
¡¡Se lo corté yo!!

¿Pero cómo se puede ser tan impulsiva? Madre mía. A medida que cortaba más me iba arrepintiendo. Pensé que con sus rizos algún trasquilón no se notaría y que como le iba a cortar tan poco, si me salía muy mal, me lo arreglarían en la pelu.

Pero corté y corté, y arreglé, y nivelé, igualé...y volví a cortar.

El resultado es el que véis. Ya no queda rastro de sus hermosos rizos. Al menos está fresquita, pero tendremos que esperar un tiempo para que alguna peluquera pueda arreglar el corte.

Ay!! Si es que las prisas no son buenas consejeras...

domingo, 8 de julio de 2012

Los pájaros

No me refiero a los de Hitchcock pero podrían ser. Ayer estuvimos en el parque de María Luisa, donde para mí es tradición alimentar a las palomas desde que era una niña. Cada vez que vamos con Blanca repetimos el mismo ritual, comprar una bolsita de comida e intentar que ella misma les eche el grano.

Pero últimamente la actividad está dejando de ser de mi agrado y, según mi pareja, le estoy transmitiendo esta fobia a Blanca.

Todo comenzó cuando, hace unos años, tuve que visitar un edificio casi en ruinas para hacer una obra. En la buhardilla descubrí como, entre escombros y cristales de ventanas rotas, había multitud de palomas muertas, plumas, excrementos...y al entrar, las que estaban vivas, asustadas, no pararon de revolotear sobre nuestras cabezas. Era algo dantesco y desde ese día no las veo de la misma forma.

Y últimamente nuestras visitas al parque me han recordado un poco aquella escena. Debido al calor y las vacaciones de mucha gente las palomas están hambrientas. No hay muchos niños que vayan a darles comida y parece que las aves de todo el parque, desesperadas, se concentraran en torno al puesto esperando a que algún incauto aparezca. Es comprar la bolsita y, antes de abrirla, mi pareja ya parece un poste de la luz, con multitud de palomas en hombros y brazos. Van detrás de la gente. Se suben en las cabezas. Picotean los pies de los niños...

Yo me pongo en modo "Tippi Hedren" y sólo me falta meterme en una cabina gritando (menos mal que no hay)
Pero es que me agobian. Blanca acaba asustada porque los dichosos pájaros se le suben en la cabeza y en los brazos, y porque su madre no puede dejar de dar grititos de asco cuando se nos suben encima. Es todo un espectáculo. Lo peor de todo es que probablemente estoy transmitiendo a mi hija mi poca devoción por estos animales...

¿Os ha pasado con alguna fobia?


viernes, 6 de julio de 2012

Amsterdam con un bebé

Cuando uno piensa en Amsterdam lo primero que nos viene a la cabeza son los canales, el barrio rojo lleno de escaparates con prostitutas y los coffee shops...así que ir allí con un bebé no parece muy recomendable. ¡Pero nada más lejos de la realidad!

Si ahora tuviese que decir tres cosas que vas a encontrar en abundancia en esta maravillosa ciudad diría: bicicletas, gente encantadora y bebés. Pues sí. La ciudad se caracteriza por tener habitantes muy felices y agradables que circulan en millones de bicicletas con todos sus bebés a cuestas. Digo todos, porque allí las parejas jóvenes tienen dos, tres o cuatro hijos.

Lo primero que nos llamó la atención al llegar fueron las bicis. No había visto tantas en toda mi vida. Circulando por sus carriles que inundan todas las zonas posibles, aparcadas en aparcamientos gigantes de varias plantas hasta en barcos... Allí las bicicletas tienen preferencia ante otros medios de transporte y por eso es el medio usado por excelencia. Hemos visto a muchos padres llevar a sus hijos en ellas (hasta tres pequeños en una bicicleta)

Como hay tantos niños todo está perfectamente acondicionado para ellos. En cualquier sitio había tronas, cambiadores o menús infantiles. Hasta en los autobuses y tranvías hay zonas reservadas para los carritos. Y si en algún sitio no había cambiadores (algo rarísimo) te ayudaban facilitando las cosas. Allí los bebés son bien recibidos.

Un día nos hizo un tiempo horrible con frío y lluvia, así que preguntamos qué podíamos hacer con Blanca para no estar encerrados en el hotel. Nos recomendaron el Tun Fun. Es un parque subterráneo para los peques de 4.000 m2. Había toboganes, colchonetas, zonas de bolas, camas elásticas. Era el paraíso de la diversión de los niños. Pero lo que más nos gustó fue que, a diferencia de los parques de bolas de aquí, allí no hay personal para jugar con tus hijos mientras tú miras desde fuera. Allí los padres entraban, cuidaban, jugaban y disfrutaban junto a sus hijos. Es otra mentalidad. No pago porque alguien me los entretenga sino por usar las instalaciones y jugar yo.

Ha sido un viaje maravilloso. Allí se nota que la gente vive bien, pueden tener más hijos y se percibe que son muy felices. Es una sociedad amable con las personas. ¡¡Me ha gustado tanto que podría vivir allí!! Lo único que no me gusta es el viento...pero me podría acostumbrar ;)


lunes, 2 de julio de 2012

Premio Pirata

Este premio, con una imagen tan bonita, me llega de la mano de mi querida Carmen, de La Gallina Pintadita. ¿Qué puedo decir de ella que no haya dicho ya? Es una mujer maravillosa con un blog precioso, que escribe de maravilla y cuya ternura como madre me inspira.

¡¡Te adoro Carmen!! :) ¡¡Muchas gracias por acordarte de mí para este premio!!

Siempre me disgusta elegir blogs para pasarles los premios, porque nunca puedo elegirlos a todos. Esta vez me apetece muchísimo darle este premio a la siempre cariñosa Silvia, de La mamá corchea, que está esperando su segundo bebé. ¡¡Qué bonita noticia Silvia!!

También me gustaría pasarle el relevo a Colo, de Buceando en mí, que está emprendiendo una nueva etapa y seguro que todo le irá de maravilla. ¡¡Mucho ánimo guapa!!

Y, por último, me hace mucha ilusión darle este premio a Carol, la artista creativa de Soñando Duendes. Hace unas cositas preciosas, muy asequibles, súper originales y únicas.

viernes, 29 de junio de 2012

Día del Sueño Feliz. Su felicidad es el único camino


Podría decirse que mi pequeña princesa nació con un manual debajo del brazo. Nuestras primeras semanas juntas eran periplos llenos de dudas, de inseguridades, acompañados de demasiadas opiniones que aturdían mis sentidos pero que no mermaban un ápice mi instinto. Mi pequeña me mostraba siempre el camino y me guíaba sutilmente con la destreza certera de quien ha nacido sabiendo. Su felicidad era el único camino.

Siempre he contado que nunca comencé a colechar por convicción sino por comodidad. Necesitaba dormir y para eso sólo había dos vías posibles, pero dejarla llorar sola en una habitación oscura era una opción deleznable.

¿Cómo podría separarme de la personita más maravillosa, dulce e indefensa que tenía el privilegio de tener en mis brazos?

¿Cómo iba a ignorar el llanto y los pesares de lo que más amaba en la vida?

No me hicieron falta libros para saber lo que tenía que hacer, sino para confirmar que nuestro camino era el correcto, a pesar de las críticas.

No os voy a hablar sobre todas las investigaciones que existen sobre los daños reales que acarrean los métodos de adiestramiento en los niños. No os voy a explicar alternativas. No voy a escribir sobre nada que nadie quiera leer. No hay más sordo que el que no quiere oir ni más ciego que el que no quiere ver. He intentado convencer a algunos padres para que no aplicasen estos métodos a sus hijos y desgraciadamente nunca he tenido éxito. Ni siquiera he logrado que nadie viese este documental de Punset...



A pesar de mis fracasos sí deseo escribir sobre algo que todos los padres tenemos en común:
El amor hacia nuestros hijos

Mira a tu pequeño sobre tu regazo. Puedes oler su dulce piel. Sus ojillos, brillantes, te observan con absoluta devoción. Tú eres lo más importante, lo que más quiere, lo que más necesita.
¿Qué es él para ti?
¿Qué es lo que realmente necesita?
¿Qué necesidades deseas cubrir, las suyas o las tuyas?
¿Qué no harías por asegurar su felicidad?

Todos sabemos las respuestas. Dejemos de ignorarlas.

Hagamos que nuestros hijos se desarrollen sanos, felices, seguros, sabiendo que ellos son lo más importante, porque realmente lo son.

miércoles, 27 de junio de 2012

#DesmontandoaEstivill


Ayer regresamos de Amsterdam y nos encontramos con el terrible inconveniente de que se había ido la luz...y tooodaaa la comida del frigorífico estaba en proceso de salir andando solita. Lo primero que pensé era que nos teníamos que haber quedado en los Países Bajos :S

¡¡Pero hoy he recibido una gran alegría!! Mis maravillosas madres coraje virtuales, valientes, humanas, están promoviendo el Día del Sueño Feliz.

La idea consiste en dar publicidad al evento, publicar el día 29 un post que trate sobre lo que pensamos sobre el tema y convetir el hashtag #DesmontandoaEstivill en trending topic de Twitter.

Yo, por supuesto me apunto... ¿Y tú?


domingo, 17 de junio de 2012

Nos vamos de vacaciones


¡¡Sí!! ¡¡Nos vamos!! Todavía no me lo termino de creer. Nuestro verano iba a estar repleto de clases de inglés para mí y de pocas salidas, salvo algún fin de semana suelto. Y al final hemos pillado unos vuelos baratos a Amsterdam y nos hemos liado la manta a la cabeza. Sólo vamos una semana pero el cambio de aires nos va a venir muy bien a los tres, lo necesitamos de verdad.

Ya os contaré cómo nos va con la peque, aunque el verano pasado en Irlanda nos sorprendió a todos que con sólo ocho meses fuese una compañera de viaje tan sensacional :)

Hubiese deseado poder escribir un par de entradas antes de irme y dejarlas "programadas" como me había explicado La Gallina Pintadita muy amablemente, pero nos vamos pasado mañana, no tenemos hechas las maletas y nos faltan bastantes preparativos...

Nos leemos a la vuelta. ¡¡¡Muchos de besos para todos!!!

P.D. Un millón de besos y de gracias para Carmen por pensar en mí de nuevo para otro premio. Lo he visto pero no he podido escribirle lo mucho que la aprecio, lo muchísimo que le agradezco todo el cariño que siempre me brinda y todo lo que voy a echar de menos sus geniales entradas estos días.

viernes, 15 de junio de 2012

1, 2, 3...splash!

"¿Esto es para que me bañe o para que moje los pies?"

"¿Cómo van a caber mis primas si apenas quepo yo sola?"

Esto fue lo que debió pensar la peque cuando vio su nueva piscina, algo más grande que la del año pasado (imaginad cómo sería).

Pues sí, ahora que la veo montada, algo pequeña sí que es. Pero en la tienda había cuatro tamaños y yo, previendo que se me podía antojar mojarme también, quería la más grande. Pero el padre de la criatura, que es de secano, sólo veía pegas. Que si es muy peligroso, que si habría que echarle cloro, que si el gasto de agua si no le echaba cloro y había que cambiar el agua a menudo...

En las dos medianas ya no cabía un adulto y nos parecían tamaños muy similares entre sí. Así que al final nos trajimos la pequeña, más segura y más ecológica... ¡Tanto, que nuestra hija de 18 meses y talla de casi 3 años...no cabe! Lo bueno es que es como no cabe tumbada los riesgos son menores y lo malo es que no cabe nadie más sin que me acusen de hacinamiento ;P

Así que de momento se dedica a sentarse, levantarse y, sobre todo,  a salpicar. Cuando está fuera del agua se moja las manos y después va detrás de nuestro perro Charlie para mojarle a él también. Se desternilla y se ríe a grandes carcajadas cuando se da cuenta de que nos está mojando a todos.

No es una gran piscina pero está cumpliendo muy bien los objetivos de refrescar y de divertir a la princesita. Él único inconveniente es que ahora cada vez que la ve, al entrar o salir de casa, sea buen momento o no...sólo quiere ir a jugar al agua o como ella dice "¡¡agua!! ¡¡a llugar!!"


martes, 12 de junio de 2012

DIY: Camisetas personalizadas facilísimas de hacer

Hoy quiero enseñaros mi último DIY para Blanca. Muchas veces no encontramos camisetas que nos gusten y, si nos gustan, nos resultan excesivamente caras. Por eso, de vez en cuando, me gusta comprarle alguna camiseta lisa y personalizársela. Puedo hacer un motivo que me guste y además es una camiseta única.

Como no sé coser suelo recurrir a las pinturas de tela. Y como últimamente no tengo mucho tiempo recurro a los rotuladores, que son bastante más rápidos que los pinceles. En otra entrada más antigua os hablé de ellos para usarlos disimulando manchas imposibles de quitar.


Esta camiseta me costó unos tres euros. He pintado la maceta y las flores más pequeñas con los rotuladores. He recortado tres flores de fieltro rosa y las he cosido con tres botones de colores. Para darle un toque original he dibujado una mariquita en una manga. Sólo he tardado cinco minutos y es tan fácil que cualquiera puede hacerla.

Ala!! Pues a personalizar vuestras propias camisetas!!! :)

lunes, 11 de junio de 2012

La visita


Desde que empecé con el blog tengo dos vidas independientes. Una es mi vida real, donde tengo mis amigos y mi familia. Otra es mi vida virtual donde también tengo amigos y, aunque parezca extraño, también en Internet se pueden crear vínculos con otras personas. He recibido muchísimo cariño a través del blog de personas a las que no he visto nunca y con las que he conectado como si nos conociésemos en persona. A veces las dos vidas se cruzan, acabamos conociendo a amigos virtuales y acabamos virtualizando a amigos reales a los que casi nunca vemos ;P

A Carmen la conocí en persona en su maravillosa tienda. Era una tienda preciosa. De esos sitios donde al entrar no sabes dónde mirar porque desde la decoración hasta las mercancías, pasando por los más delicados detalles, te hacían perderte. Después coincidimos en algunas charlas y, sobre todo, hemos mantenido contacto a través de nuestros blogs y Twitter. Hacía tiempo que queríamos quedar pero la una por la otra, los peques y las mil historias habían postpuesto en innumerables ocasiones la reunión.

¡¡Hoy, por fin, llegó el momento Pajín (interplanetario e intergaláctico) que permitió que pudiésemos vernos y La Gallina Pintadita vino a casa con su pollito!!

Cuando se han marchado y Blanca se ha dormido me he quedado con la sensación de que ha sido una visita terremoto y algo accidentada. Hemos empezado muchas conversaciones y no hemos acabado casi ninguna. La peque hoy estaba muy cansada y continuamente se quejaba, lloraba porque no quería compartir nada con David o porque quería que la cogiese en brazos. Incluso, después en el parque, tampoco hemos podido tener un minuto relajado para hablar porque volvía a ocurrir lo mismo con los columpios o con otras historias.

Sé que la peque sólo tiene 18 meses y estoy más que acostumbrada a no parar ni un momento, pero hoy me apetecía hablar con algo de tranquilidad con Carmen o, por lo menos, haber terminado alguna frase.

Me he quedado con ganas de más, por lo que tendremos que repetir algún día, eso sí, que Blanca haya dormido siesta (por Dios) y que Charlie se quede en el estudio, que a David le ha gustado el perro pero le impone un poco su tamaño.

jueves, 7 de junio de 2012

La mejor manera de educar

Todavía no he podido acabar el libro sobre la educación sin castigos y ya he sacado bastantes conclusiones. Tenía pensado escribir una entrada con mis primeras impresiones pero he decidido hacerlo cuando lo termine de leer.

Y esta mañana, jugando con Blanca en el parque, me di cuenta de que mi princesa trataba a su muñeca como yo la trato a ella.
La tenía en brazos todo el tiempo, la acunaba para dormirla cantando, le decía "tetita" y fingía amamantarla, la montaba en el columpio con ella... ¡Era un reflejo casi idéntico de nuestra relación!

Me hizo pensar en todas las cosas que le transmito sin ser consciente de hacerlo y en que por mucho que le pueda decir, aprende mucho más con lo que me ve hacer.

Nuestros hijos aprenden más por imitación que por cualquier otro método. Desgraciadamente esto no siempre es una ventaja porque viven en un entorno y ni sólo nos imitan a nosotros ni sólo imitan lo bueno.

Blanca sigue pegando de vez en cuando. Hemos pasado por varias fórmulas para que dejase de hacerlo y, al final, parece que sorprendentemente lo que más está funcionando es hablar con ella. He dejado de decirle que eso no se hace para decirle que sé que no quiere hacerme daño porque me quiere mucho, que mamá nunca pega a nadie y que si me pega me duele. No sé  si es lo más acertado pero es lo que está haciendo que pare cuando comienza a pegar. Quizás le hago ver que mamá no pega y ella acaba haciendo lo que hace mamá...no porque yo se lo imponga sino porque aprende lo que ve.

También me han surgido otras dudas más difíciles de resolver, porque no puedo ir haciendo este tipo de preguntas a otros padres. Si los hijos aprenden con el ejemplo....
¿Los bebés a los que les han aplicado métodos conductictas para dormir acunan a sus muñecos o les dejan en su carrito para que se duerman solos?
¿Jugarán alguna vez a que amamantan a sus muñecos, si lo ven hacer a otras madres, los peques que han tomado leche artificial?

Si esto es así ¿Acabarán tratando a sus hijos de la misma forma? ¿Podemos realmente cambiar lo que deseamos de la educación recibida con nuestros hijos o acabaremos imitando a nuestros padres?
Lo aprendimos siendo tan pequeños y quedó tan gravado en nuestra memoria que asusta que siempre acabe aflorando en momentos de más estrés y que un bebe los acabe imitando de la misma forma en que acuna a su muñeca.

Para evitar que aflore en momentos en los que podemos perder el control el libro que me estoy leyendo da una solución bastante sencilla, pero eso ya es otra historia que os contaré otro día... ;)


martes, 5 de junio de 2012

Esta mala hora...


Hay días en los que todo sale del revés o una se levanta de mal humor y lo ve todo desde un prisma más oscuro. Llevaba varios días intentando sacar algo de tiempo para escribir una entrada sobre la educación sin castigos, pero esta mañana no consigo tener el ánimo suficiente para pensar en algo distinto a las cosas que me agobian.

El fin de semana pasado estuvimos en la playa y el cambio de aires nos vino muy bien a todos, pero la vuelta a la realidad ha evaporado todas las energías renovadas con las que había vuelto.
Supongo que no ayuda no dormir por las noches, ni haber dejado a mi princesa llorando a mares de tristeza en la guardería, ni sentarme a estudiar y no poderme concentrar...

Me considero una mujer afortunada que tiene mucho más de lo que necesita y cree merecer, pero esta mañana desearía enterrarme en la arena y permanecer allí escondida hasta que baje la marea.

martes, 29 de mayo de 2012

Miedo

Desde hace varias semanas todos los blogs de los que soy asidua echan humo y no es para menos. Ha sido declarada la guerra a la lactancia prolongada por parte de algunas webs y algunos medios de comunicación, atacando abiertamente y, en parte, desde la ignorancia, algo tan natural como dar el pecho.

No llego a comprender cual es el problema que ven algunas personas en la forma de criar a nuestros hijos con más apego que otros. Nunca ha habido personas en el psiquiatra porque sus padres les querían demasiado, les cogían mucho en brazos o dormían con ellos. Sin embargo sí hay adultos que sienten rencor hacia sus progenitores por no prestarles demasiada atención o por no haberse sentido lo suficientemente queridos.

Llevo pensando en los motivos que pueden llevar a una persona a juzgar la forma tan cariñosa en la que otro trata a sus hijos. Quizás es parte intrínseca del ser humano juzgar y acrecentar las distancias que hay entre todos. Somos tan simples que sólo nos centramos en lo que nos diferencia y no en todas las cosas buenas que nos unen. Nos peleamos porque somos de distintos equipos de fútbol o de distintas opiniones políticas, nos alejamos porque somos de distintas regiones, vemos con recelo a personas que tienen la piel de un color distinto, evitamos mezclarnos con personas de otras culturas... Definitivamente a los seres humanos siempre nos separan aspectos que no nos definen. Nada de eso nos define como personas. Somos mucho más...

Y también somos mucho más como madres y como padres. Hay mucho más detrás de toda esta campaña. No me identifico como una teta...soy muchísimo más.

¿Y qué es lo que nos hace recelar de todas esas formas distintas de ejercer y de sentir la maternidad? Creo que es el miedo. Miedo a no hacerlo bien, a que otros puedan hacerlo mejor, a que nuestros errores sean muy evidentes, etc.
Miremos lo mal que lo hacen los demás para no ver nuestros propios errores. Critiquemos lo que hacen otros porque así lo que nosotros hacemos será visto por todos como lo mejor. Juzguemos otras posturas para sentirnos mejor con las nuestras.

Yo creo que hago lo mejor para Blanca porque no pienso en mí, sino en ella. No pienso en que yo necesito dormir más, sino en cómo duerme ella. No pienso en que necesito tomarme algo para la caída del pelo, sino en que ella mamará el tiempo que lo desee. No pienso en lo que me gustaría hacer si tuviese más tiempo libre, sino en cómo hacer más maravilloso el tiempo del que disfrutamos juntas.

Si me van a juzgar a mí, diría que los que estivilizan a sus hijos lo hacen porque desean dormir a costa de lo que sea. Diría que los que destetan sin necesidad lo hacen pensando en su propio beneficio y no en sus hijos... Pero a mí no me gusta juzgar a nadie. Como ya he dicho, somos mucho más. No podemos conocer todas las historias, ni todas las circunstancias ni todos los motivos que nos mueven.

Por eso no podemos opinar, no debemos seguir mirando con desaprobación a nuestros vecinos o amigos sólo porque sean personas distintas con criterios distintos. Todos somos completamente diferentes entre nosotros. Al fin y al cabo eso es lo maravilloso del ser humano.