jueves, 8 de marzo de 2012

¡A hacernos las suecas!


Esta mañana me mandaron la información de una charla-coloquio que iba a realizar en Tomares la socióloga Isabel Aler, profesora de la Universidad de Sevilla. El tema era "Madres trabajadoras: Realidades y Utopías". En el correo me indicaban además que ella critica el modelo de trabajo actual en España y que defiende el modelo sueco de un año de permiso retribuido, con opción a otro año más sin salario pero con reserva del puesto de trabajo. También defiende la ampliación del permiso por maternidad y la implantación de un salario básico “para las madres que se dedican a la crianza”.

¿Quién podría resistirse a un debate tan interesante? Yo desde luego no, así que allí nos plantamos Blanca y yo. Ha sido una charla interesantísima, primero por los temas abordados que afectan a casi todas las mujeres en nuestra sociedad y, segundo, porque gracias a la forma que ha tenido de exponerlos nos ha dado nuevas perspectivas para ver cómo son las cosas en realidad. De todo lo expuesto, yo me quedo con varios puntos que considero importantes:

Un dato que me resulta muy aclaratorio
De todas las ramas de la medicina que más afectan a las mujeres, como son la ginecología o la pediatría, no hay ninguna Cátedra en manos de una mujer en toda España. Esto para mí ha sido muy aclaratorio y ahora entiendo por qué se han instrumentalizado-intervenido tanto los partos. Los creadores de los protocolos son hombres que no saben ni sabrán lo que es parir. (Esto que he dicho es políticamente incorrecto pero es lo que pienso)

Vulnerabilidad

Isabel nos ha hablado de la vulnerabilidad que tenemos las mujeres después de dar a luz. Se trata de un estado perfectamente natural dirigido a cuidar y amar a nuestros recién nacidos, a temer por ellos. El problema radica en que en ese estado también tenemos cierta indefensión ante el entorno y las críticas, pudiendo ser influenciadas por otras opiniones y renunciando a nuestros instintos más primarios por hacer caso a dichos comentarios.

Empoderamiento

Debido al estado de vulnerabilidad hay que dejar espacio a las mujeres para se empoderen, tomen conciencia de su nueva maternidad y puedan tomar las riendas de la crianza de sus hijos. Una amiga mía decía que la mejor ayuda era la que, al parir, te limpia la casa y te hace la comida para que TÚ te hagas cargo de tu bebé... ¡Y cuánta razón tenía!

Madurez
Esto dará una nueva perspectiva a muchas personas sobre los niños. La infancia no es un preludio de la edad adulta y la madurez, los niños son perfectamente maduros como niños y los adolescentes como adolescentes. No son personitas a medio formar o carentes de madurez, sino que tienen el desarrollo adecuado a la edad que tienen.

Éstas son sólo algunas pinceladas de dos horas que han dado para mucho. Es maravilloso pasar la tarde con personas que piensan como tú, que no te ven como a un bicho raro y, sobre todo, que hablan con tanto respeto y cariño de los niños. Si somos europeos para pagar impuestos y para otras cosas, también deberíamos unificar en toda Europa las prestaciones sociales. ¡¡Seamos como las suecas!!

8 comentarios:

  1. Me alegro que vinieras y que te gustara. Eché de menos a las familias del cole. Una pena. Espero que en la próxima seamos más.¿sabes quien viene no?

    ResponderEliminar
  2. Me gustó muchísimo asistir! En la próxima tendré que irme con tiempo para coger sitio...no?! ;)
    Vaya labor estáis haciendo. Maravillosa.

    ResponderEliminar
  3. QUE PASEN UN HERMOSO FIN DE SEMANA!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y feliz finde para vosotras también!!!

      Eliminar
  4. Que interesante!!! Oye te paso mi correo y cuando te enteres de cosas así me avisas a ver si puedo apuntarme mipequenokoala@gmail.com, gracias guapa!!! Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oído cocina!! No te preocupes que te aviso seguro!!
      Un besote

      Eliminar
  5. Que pena no haberme enterado antes!muy interesante y muy bien explicado. Las mujeres deberíamos despertar ya de una vez y dejarnos de tanta tontería. Habría que leer más a Carlos González. Ropa Jovey compañíay dejarnos de tanta manipulación económica y social. El día que eso llegue nuestros hijos serán más felices y el futuro más esperanzador

    ResponderEliminar
  6. La próxima vez que me entere de alguna charla interesante lo pondré en el blog. Tienes muchísima razón con lo que dices, la sociedad ejerce una presión demasiado fuerte en la crianza, cuando debería ser algo muy personal.
    Un besote

    ResponderEliminar